Thursday, August 17, 2017

Faltan medicamentos en Cuba y la poblacion se queja en lo prensa.

There are drugs missing in Cuba and the population complains in the press.
На Кубе отсутствуют наркотики, и население жалуется в прессе.
古巴失踪藥物,人口在新聞界抱怨。
José Alejandro Rodríguez • acuse@juventudrebelde.cu
16 de Agosto del 2017 20:51:10 CDT
Para nadie es un secreto que sufrimos una seria escasez de medicamentos, incluso de los controlados por el llamado tarjetón, que no pueden faltarle a los pacientes, so pena de que agrave su salud. Y llueven las cartas sobre el asunto a esta sección.
For no one is a secret that we suffer a serious shortage of medicines, even those controlled by Public Health, which can not be lacking to patients, under penalty of worsening their health. And the letters on the subject rain down to this section of "Juventud Rebelde".
嚴重缺乏藥物,即使是受到公共衛生控制的人,在病情惡化的威脅下,也不能錯過病人,這不是秘密。 關於這個話題的信件屬於這一部分。
Ни для кого не секрет, что мы страдаем от серьезной нехватки лекарств, даже тех, кто контролируется общественным здравоохранением, чего не может быть недоставать пациентам, под угрозой ухудшения их здоровья. И письма на эту тему попадают в этот раздел «Молодежь мятежников».
Yosmary Vicente García (calle 2 A, no. 501, entre 5 y 11, San Antonio de Río Blanco, Jaruco, Mayabeque) cuenta que su hijo padece de autismo y epilepsia. Y el tratamiento consta de varios medicamentos, entre ellos la risperidona y el valproato de magnesio, del cual toma cuatro tabletas al día. Hace más de dos meses que este último no entra a la farmacia correspondiente, y más de seis meses que se recibe irregularmente. Ella desespera de que su hijo convulsione.
Raisa López León (calle Ayuntamiento 209, apto. 3, entre Lombillo y San Pedro, Plaza, La Habana) es diabética y tiene indicadas tres tabletas diarias de metformina y dos de glimepiridina. No se queja del trato en la farmacia de Ermita esquina a San Pedro, si no de que esos medicamentos no los puede adquirir.
Algo similar con la metformina le sucede a Lilian Reyes Céspedes (calle 200 no. 28902, apto. 19, entre 289 y 291, Reparto Consuelo, Boyeros, La Habana): No la puede adquirir porque cuando llega, no alcanza para todos los consumidores.
Carlos Cuenca Perlayo (avenida 47 no. 1417, entre 14 y 18, Playa, La Habana) padece de miastenia, enfermedad autoinmune caracterizada por debilidad y fragilidad de la musculatura esquelética, que se agudiza con las altas temperaturas, y puede conducir a un paro respiratorio.
No le pueden faltar la prednisona y la piridostigmina. Y esta última está en falta hace varios meses: «He acudido sistemáticamente a la farmacia de La Verbena, donde tengo registrado el tarjetón, y la de 31 y 44 (Crucero de Playa). Y la respuesta siempre es la misma: No hay el medicamento», afirma. Desde febrero hasta junio de este año debió recibir 20 cajas de comprimidos, y solo ha podido adquirir seis.
Bismarck Martín Piñero (calle D no. 45, Guatemala, Mayarí, provincia de Holguín) está seriamente preocupado por la falta en ese municipio de medicamentos esenciales en el tratamiento de la hipertensión arterial, diabetes, cardiopatías y para pacientes siquiátricos y epilépticos. Y José Hernández Carreras (Prolongación de Colón, edificio 2 B, apto. 5, reparto Cardoso, Santa Clara) quiere saber por qué diuréticos como la hidroclorotiazida faltan hace meses.
También Joana Lima González (Acosta 318, entre Cortina y Figueroa, Diez de Octubre, La Habana) pregunta por algo que para la mujer es tan urgente como un medicamento: las almohadillas sanitarias o íntimas: desde finales de mayo no entran a las farmacias de ese municipio. Le dicen que la fábrica Mathisa no está produciendo. Pero una compañera suya llamó a esa entidad y le respondieron que sí están fabricándolas. ¿Dónde están?, ¿cuál es la verdad?, pregunta ella.
Esta es solo una selección de las cartas que llegan a nuestra sección, transidas de dudas, resquemores, ansiedades y preocupación, en torno a un tema sumamente delicado. En su gran mayoría, las misivas reconocen los problemas de liquidez y dificultades económicas del país, pero solicitan una información transparente y fundamentada del Ministerio de Salud Pública, con la credibilidad que siempre ha caracterizado a esa institución.
Ante situaciones como esta, que no dejan de presentarse cíclicamente, es esencial ese «medicamento» saneador que es la información, la cual delimite hasta dónde hay condicionantes objetivas y hasta dónde subjetivas. Es el tratamiento más eficaz para evitar las «pandemias» del rumor, la especulación, y hasta de la maledicencia.
Porque muchas de esas personas que nos escriben, se preguntan por qué en la calle hay un floreciente mercado negro de lo que no se encuentra tras los mostradores de las farmacias. Y al final, la terapéutica más eficaz en tal sentido es que, en medio de tantas dificultades, no falte el medicamento. ¿Será posible?
Fuente y comentarios de los lectores en:
http://www.juventudrebelde.cu/columnas/acuse-recibo/2017-08-16/cuando-falta-el-medicamento-de-la-informacion/

Wednesday, August 9, 2017

Debido al cambio climatico hay incremento creciente del nivel del mar en Cuba y en Florida, Estados Unidos


Due to climate change there is increasing sea level rise in Cuba and Florida United States.
Из-за изменения климата наблюдается повышение уровня моря на Кубе и во Флориде.
由於氣候變化,古巴和佛羅里達州的美國海平面上升不斷增加。.
Por Gualterio Nunez Estrada 9:28 am, 08/09/2017.

Cuba:
Segun informacion publicada por el periodico cubano "Escambray" las mayores inundaciones marinas se estan observando en la costa Sur, En Sancti Spiritus esta provocando la muerte de no pocos manglares, la erosión de los terrenos y la intrusión salina que podría poner en peligro la cosecha de arroz en los próximos años.

Según las estadísticas del Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), el Caribe está penetrando por la costa sur cubana —la más afectada por este fenómeno derivado del cambio climático— a razón de 1.3 metros como promedio anual, a partir de una elevación de unos 6 centímetros cada año.
De acuerdo con las estadísticas y análisis nacionales el mapa de Cuba cambiará para el 2050 y 2100, cuando se estima que el país haya perdido el tamaño de la Isla de la Juventud y de Santiago de Cuba, respectivamente; es decir más de 2 500 kilómetros cuadrados primero y de 5 000 después.
Fuente: 

El mar se traga el sur de La Sierpe

Rising Seas: Climate change brings new risks for homeowners, insurers

www.nwfdailynews.com/news/.../rising-seas-climate-change-brings-new-risks-for-ho...

Jul 31, 2017 - While politicians still debate whether climate change or the impact — rising sea levels — are real, insurers already are preparing, especially in ...

Tuesday, August 8, 2017

Brote de conjuntivitis hemorragica en Cuba: medidas de control.

                                                                Foto de la autora.
Outbreak of hemorrhagic conjunctivitis in Cuba: control measures.
Вспышка геморрагического конъюнктивита на Кубе: меры контроля.
古巴出血性結膜炎爆發:控制措施。
Por Olga Lilia Vilato de Varona, Adelante. O3 Agosto del 2017.
CAMAGÜEY.- La enfermedad inflamatoria de la conjuntiva (la membrana mucosa que cubre la cara posterior de los párpados y la parte anterior del globo del ojo; en esta parte, especialmente delante de la córnea y es transparente) causada por virus, bacterias o alergias, sin olvidar las originadas por la penetración de cuerpos extraños en los ojos, ni las traumáticas, que responden a los arañazos y golpes facilitadores de la sobre-infección, es lo que se conoce como conjuntivitis.
Puede contraerse si quien la padece estuvo en contacto con manos, toallas u otras superficies infectadas, y así es pasada de una a otra persona, por supuesto, si no se cumplen las medidas de higiene elementales.
Esta época del año, sobre todo en los países tropicales, es propensa a su aparición (en Cuba), solo que en el actual, hay un brote de la hemorrágica aguda y aunque esta no es de las provincias más comprometidas, quise adentrarme en el tema, por lo que fui en busca de la Dra. Gretell Álvarez Mirón, especialista de 1er grado de Oftalmología y Medicina General Integral (MGI) y Máster en Enfermedades Infecciosas, del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, de esta ciudad.
–¿En qué consiste la Conjuntivitis Hemorrágica Aguda?
–Es de etiología viral y muy transmisible, se caracteriza por hemorragia subconjuntival, tanto en todo el globo ocular o en una parte, por lo general, con resolución espontánea en cinco o siete días. Produce inflamación súbita de los párpados, congestión, fotofobia –intolerancia anormal a la luz–, sensación de arenilla o de cuerpo extraño, enrojecimiento y dolor en el ojo. Se han descrito a nivel internacional dos agentes causales, el Enterovirus 70 y el Coxsackie A24.
“La conjuntivitis hemorrágica aguda es una enfermedad autolimitada y por lo tanto no requiere de tratamiento antiviral específico. Su manejo es sintomático y se debe limitar a medidas generales”.
–¿Qué hacer ante esos indicios?
–Lo primero es asistir al médico lo antes posible. Esta es una enfermedad de declaración obligada, o sea, la persona tiene que dar a conocer del padecimiento y en todos los servicios de la Salud contamos con profesionales capacitados para diagnosticarla, y en caso necesario, el enfermo se pone en manos del oftalmólogo.
“Si decide dirigirse al oftalmólogo desde el inicio lo hace en la atención secundaria de salud (hospitales), donde está el médico de guardia las 24 horas”.
–¿Nunca se acompaña de secreciones?
–No es siempre así, de aparecer estas y de acuerdo con sus características y estudio, el médico determina cuál es la causa, en caso de que haya infecciones sobreañadidas.
–Si es tan contagiosa, ¿cuáles son las medidas a seguir?
–Al momento de ser diagnosticada el paciente debe ser aislado, de ahí el ingreso hospitalario, que también es obligatorio, es la manera eficaz de cortar la cadena de contaminación. Como es de imaginar ante un evento así deben extremarse las medidas higiénicas como el lavado diario de las ropas de cama.
–¿Tiene período de incubación?
–Sí, de 12 a 72 horas, mostrando una poderosa capacidad de difusión al transmitirse por el contacto directo o indirecto con las secreciones oculares y por intermedio de las microgotas de saliva. Por lo general los enfermos transmiten la infección mientras dura la fase aguda de la enfermedad, alrededor de cinco días.
–¿Cómo evitarla?
–Las medidas higiénicas son vitales. El lavado frecuente de las manos, antes y después de ir al baño, igual a la hora de las comidas, al llegar a la casa luego de andar en la calle, no tocarse los ojos jamás, no pasar utensilios de uno a otro individuo, como son: los espejuelos, los relacionados con el maquillaje, las toallas y evitar el exceso de besos que es una práctica tan común entre los cubanos.
“Nunca son excesivas las determinaciones encaminadas a preservar la higiene y menos en estos tiempos, incluso, debe evitarse la asistencia a lugares de conglomerado de personas y también el baño en las piscinas, distracción tan recurrente en el verano. Dondequiera que sea practicado el baño masivo en aguas sin el tratamiento de cloro adecuado el peligro está vigente, así como el riesgo de adquirir otras afecciones”.
–Al relacionar lo anterior lleva implícita la idea de sus causas…
–En efecto, y si evitamos todo eso, estaríamos quitando del camino muchas de sus causas.
–Siempre digo en estas consultas que no mencionamos medicamentos, en el caso que nos ocupa, ¿el tratamiento es igual para todos?
–Es sintomático, se aborda de acuerdo con el enfermo, con la salvedad de que las personas no pueden automedicarse, esta es una enfermedad, insisto, viral, y como tal tiene sus indicaciones. No son aplicados colirios de antibióticos, a no ser que estemos en presencia de una infección sobreañadida diagnosticada por el médico y, por ende, orientados por este.
–He escuchado que este tipo de afección puede complicarse, ¿es cierto?
–Lo primero a tenerse en cuenta es la inmunocompetencia del paciente o si padece alguna otra enfermedad crónica de base. Y entre los tropiezos tenemos las queratitis, las úlceras corneales, uveítis (inflamación de la capa media del ojo entre la retina y la esclerótica –parte blanca del ojo–), endoftalmitis (infección que afecta todo el globo ocular), celulitis preseptal (es la infección del párpado y la piel periocular por delante del tabique orbitario) y orbitaria (es una infección aguda de los tejidos que rodean directamente al ojo, incluyendo los párpados, las cejas y la mejilla), en caso grave. Es por eso que hago hincapié en la necesidad de asistir al médico enseguida y hacer todo lo que este crea conveniente.
–Información necesaria:
–En la provincia de Camagüey las personas con conjuntivitis hemorrágica son ingresadas en el hospital clínico quirúrgico Amalia Simoni, en la extensión de este en los predios de la escuela vocacional Máximo Gómez Báez y en el pediátrico Eduardo Agramonte Piña, con la inclusión de los que se reporten de los municipios de Najasa y Jimaguayú. En el resto de los territorios están creadas las condiciones para asumir a sus pacientes y en Florida se adicionan los de Carlos M. de Céspedes, según informó la Dra. Odalis Abreu Guirado, especialista en Higiene y Epidemiología y jefa del Programa de Control Sanitario Internacional, en este nivel.
–Ante el inicio de la temporada de mayor transmisión de conjuntivitis hemorrágica en países tropicales, especialistas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ponen énfasis en la necesidad de reforzar la vigilancia e implementar las recomendaciones que contribuyen a controlar la diseminación de la enfermedad.
–En su sitio digital la OPS recoge que la situación de la conjuntivitis hemorrágica en la región es más frecuente en áreas costeras de países tropicales con altas temperaturas y humedad. De mayor ocurrencia en la estación lluviosa. En nuestra región se presenta en Centroamérica y el Caribe entre los meses de septiembre a diciembre. Actualmente Cuba y Honduras registran brotes.
A nuestros seguidores:
La sección Consultas Médicas volverá a su rutina de publicaciones semanales en el mes de septiembre.
Fuente: http://www.adelante.cu/index.php/es/consultas-medicas/10275-sobre-la-conjuntivitis-hemorragica-aguda-debe-conocer

Thursday, August 3, 2017

Una operacion de calculo renal muy compleja.

Parte del equipo médico que atendió el caso de Ángel Miguel Navarro Florat, quien sentado exhibe sus piedras en un pomo.Autor: Yahily Hernández Porto
A very complex renal calculus operation.
Очень сложная операция почечного исчисления.
非常複雜的腎結石手術。
Ante un dolor agudo, Ángel Miguel fue al hospital, sin sospechar que saldría de allí como «un hombre famoso». La actuación profesional de los médicos salvó su vida.
Yahily Hernández Porto 
yahily@juventudrebelde.cu
2 de Agosto del 2017 19:34:33 CDT
CAMAGÜEY.CUBA— Ángel Miguel Navarro Florat no imaginó que a los 48 años se convertiría en un hombre muy popular entre la comunidad médica de urólogos de esta ciudad.
«Vine por un dolor y salí del hospital hecho un famoso», dijo sonriente el obrero, vecino del reparto La Guernica, que labora en la Empresa Constructora de Obras y Arquitectura No. 1, de esta localidad.
El intenso dolor que experimentó, junto a una fiebre muy alta, «de esas pegadas que no bajan ni con alcohol», recordó Ángel, movilizó, en el Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech, de Camagüey, a un equipo multidisciplinario de doctores, integrado por urólogos, cirujanos, clínicos, imagenólogos, intensivistas, anestesiólogos y personal de enfermería. Ellos, mientras lo atendían, se cuestionaban si era este un caso común de los muy dolorosos cólicos nefríticos.

Película apta para mayores de edad

Comenzaría así la «película» de Ángel Miguel. «Me ingresaron un 24 de mayo y desde que llegué al hospital me realizaron pruebas de todo tipo, exámenes que nunca imaginé», comentó aún sorprendido.
Los especialistas en Urología Juan Carlos Yip Felipe, Ariel Castro Salas y María Oliva Barroso, además de los residentes Liset González González, Javier Ezequiel Chamblet Castellanos, Edgar Díaz Llaverías, Janier Ramos Reina y Donald Silverio, no descansaron hasta hallar la causa principal de la dolencia del paciente, que le ocasionó lesiones irreversibles.
A Miguel no solo hubo que extirparle el riñón derecho, sino que se le extrajeron de este dos enormes piedras, con forma de asta de venado o coraliforme —coral de mar—, irregulares y mayores de diez centímetros de largo.
«Eran tan grandes, que a una hubo que partirla en tres pedazos para que cupiera en el pomo donde las guardamos de recuerdo», relató Amarilis Ríos, esposa del paciente.
«Los cálculos —aseveró Ángel— crecieron dentro de mí sin molestarme, hasta que me dio un dolor insoportable, que me hizo “ver las estrellas”».
Pero las piedras que le sacaron el pasado ocho de junio a este padre de familia, no fueron lo único exagerado. El órgano que las albergaba semejó un balón de fútbol rugby: pesó más de cinco libras.
Los doctores a cargo de la atención del paciente revelaron a JR que siempre se tuvo la certeza de que el caso era muy complejo, pero nunca imaginaron lo que se encontró en el difícil acto quirúrgico. Incluso, para algunos galenos ese padecimiento era visto por primera vez.
El doctor Javier Ezequiel Chamblet, residente de tercer año de Urología, explicó que Ángel Miguel también evolucionó de un estado de hidronefrosis hacia uno de pionefrosis —infección renal severa caracterizada por la destrucción intensa del parénquima renal (tejido funcional del riñón), con dilatación de las cavidades del órgano, en cuyos interiores se acumula contenido purulento— el cual exigió de un estudio urológico e integral profundo».
Edgar Díaz, residente de primer año de la especialidad, sumó que su estado general tampoco los ayudó. «Era un paciente obeso y que padecía de hipertensión arterial. Hubo que estabilizarle sus condiciones clínicas, para luego intervenirlo sin complicaciones».
Para Liset González González, residente de segundo año, la clínica del paciente les jugó una mala pasada, «porque el comportamiento y evolución de su enfermedad litiásica —formación de piedras en el tracto urinario— se comportó de forma silente, hasta que llega con el dolor al hospital», aseguró.

Epílogo de una cirugía reveladora

Con Ángel Miguel se tomaron precauciones de todo tipo y no se perdió tiempo. Se le realizaron todos los estudios complementarios, que incluyeron tomografía axial computarizada (TAC) —conocida como somatón—, múltiples ultrasonidos, rayos X de tracto urinario simple y análisis sanguíneos, por el temor de que desarrollara una complicación nefasta para su vida. Gracias a estas medidas previas a la cirugía se evitó un triste desenlace.
Durante la práctica médica, la cual duró más de tres horas ininterrumpidas, los galenos agramontinos también se enfrentaron a un riñón muy difícil de extirpar.

El especialista en Urología Juan Carlos Yip Felipe, líder de este equipo multidisciplinario, argumentó que el órgano estaba adherido a la vena cava, al duodeno, músculo psoas y al peritoneo. «Todo ello condujo a sutiles y exquisitas maniobras durante la intervención, que aseguraron la práctica médica».
El riñón extirpado pesaba más de cinco libras.
Subrayó, además, que el riñón de Miguel presentó una gran perinefritis —inflamación de los tejidos que rodean los riñones, con la formación simultánea de pus—, la cual endureció al órgano como una roca impenetrable; muy difícil de separar.
Para el experto Yip Felipe muchas fueron las «sorpresas» en este caso, «pero nos demostró que hay que estar alertas y no confiarnos, porque el paciente no solo padecía de una gran litiasis renal, la cual ocupaba toda la estructura interna del órgano, sino también de una severa uropatía obstructiva, afección en la que el flujo urinario se bloquea, y progresivamente lesiona la unidad funcional del riñón, tal cual le ocurrió al paciente.
«O sea, Miguel estaba a punto de evolucionar hacia una sepsis —enfermedad grave, que ocurre cuando el cuerpo tiene una abrumadora respuesta inmunitaria a una infección bacteriana—, y si el equipo multidisciplinario no hubiese trabajado de manera integral, detallada y profunda, otro sería el desenlace de este caso», aseguró.
Las piedras mellizas del camagüeyano Ángel Miguel Navarro.
Explicó el especialista que la enfermedad litiásica que padecía Miguel posee una alta incidencia en Cuba; y en Camagüey los estudios demuestran que aumenta su prevalencia.
«La litiasis se considera un problema de salud serio, y lamentablemente la población no la asume con la responsabilidad requerida; no posee percepción del riesgo, a pesar de su impacto negativo para la salud humana», agregó.
Hasta el 27 junio pasado, durante más de un mes, el paciente fue atendido de forma ininterrumpida por el grupo multidisciplinario de galenos, integrado además por las enfermeras Yudania Correa y Yamilka Rodríguez, y los licenciados en esta especialidad, Raúl Pomares e Hilda Martínez.
La cirugía tomó más de tres horas. Fotos: Cortesía del equipo de urólogos
Y mientras se recupera de manera favorable, el caso no deja de asombrar a la comunidad médica camagüeyana ni a los curiosos del barrio, quienes lo visitan para conocer a sus nuevas «hijas», las mellizas, como él las nombra.
«Soy un padre enamorado de mi familia, y de mis hijos, Jonathan y Melani, pero a mis cálculos también los quiero, porque a pesar de todo fueron piedras, y no tumores o quistes como se pensó en un inicio.
La grandeza de este país late en las emociones de Ángel Miguel: «Agradezco a la vida y a las manos solidarias de los médicos y enfermeras que permitieron que hiciera mi cuento. Solo recomiendo —subrayó Ángel Miguel— no dejar de un lado la salud, como erróneamente hice yo, y mantener una vida más saludable».
Fuente: http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-08-02/el-hombre-que-tuvo-mellizas/