Thursday, December 8, 2016

Senala la embajadora de Estados Unidos en El Salvador que si hay dinero para educacion y salud pero la corrupcion se los esta robando.


La embajadora de Estados Unidos en el país, Jean Elizabeth Manes, aseguró que en los recientes hallazgos en el combate a la corrupción en La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Elizabeth Manes, aseguró ayer que el país cuenta con suficientes recursos económicos, pero que la corrupción en las esferas del Estado se está robando “millones de dólares” que deberían ser invertidos en escuelas y hospitales.
“Hay dinero en este país. ¿La pregunta es adónde va todo ese dinero?”, cuestionó la funcionaria estadounidense, minutos antes de su discurso en la semana de la Transparencia que coordina el Consorcio por la Transparencia y Lucha contra la Corrupción. 


El Consorcio lo integran la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), la Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ), la Fundación para el Desarrollo Económico (Funde) y la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES).
Jean Manes aseguró que se han dado avances en materia de lucha contra la corrupción, pero que falta mucho por hacer porque el dinero del Estado que debía ser destinado para mejorar los servicios a la población, lamentablemente funcionarios públicos se lo están llevando.
Uno de los casos que se pueden mencionar es el del exdirector del Seguro Social, Leonel Flores, quien fue condenado por enriquecimiento ilícito, ya que no logró demostrar el origen lícito de $812 mil. Además, hay otros exfuncionarios que están siendo procesados por presunto enriquecimiento ilícito como los expresidentes Elías Antonio Saca y Mauricio Funes, quien se encuentra asilado en Nicaragua.
“Si no hay dinero para el sistema de educación, si no hay dinero para los medicamentos, para los hospitales, no hay dinero para diferentes cosas, tenemos que insistir a los funcionarios públicos que no pueden robar las tasas (impuestos) de las gentes; todo ese dinero tiene que ir para los bolsillos apropiados”, manifestó la diplomática.
Manes destacó el trabajo que está haciendo actualmente la Fiscalía General de la República con la llegada de Douglas Meléndez. Pero dijo que es muy importante que la población y la sociedad civil estén atentos a darle su respaldo a esa y a otras instancias como Probidad y a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que están haciendo su labor de combatir la corrupción.
“Es importante llamar la atención porque la corrupción roba millones de dólares que hubieran servido para mejorar las escuelas, hospitales, parques, canchas deportivas, alumbrado público, para tener comunidades más seguras”, insistió Manes durante su discurso.
Según dijo la embajadora, la corrupción tiene un impacto significativo y negativo en la seguridad, en el empleo y la calidad de vida de todos sus ciudadanos.
Añadió que a pesar de los avances ahora el desafío es terminar con la impunidad, porque “la impunidad incentiva” a futuros corruptores y “desalienta la denuncia”.
La diplomática recalcó que su gobierno está dando su total respaldo a las instituciones que están velando por erradicar este flagelo y que eso está demostrado en el Plan de Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, que tiene dentro de sus condiciones el combate a la corrupción en los países beneficiarios: Guatemala, Honduras y El Salvador.   
Jean Manes aprovechó la actividad para hacer un llamado a todos los sectores que velan por la transparencia como el  Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), Corte de Cuentas, ciudadanía y medios de comunicación para que se unan a los esfuerzos de la Fiscalía.
La embajadora aseguró que “hay personas y sectores en este país que no quieren que este sistema de impunidad cambie”.
El Fiscal General, Douglas Meléndez, coincidió con Jean Manes en el sentido de que  debido a la fuga de dinero que se llevan funcionarios estatales, la población más desprotegida sufre las consecuencias de la corrupción.
Por eso, según Meléndez, la ciudadanía va perdiendo cada vez más la confianza en los discursos de los políticos.
“La ciudadanía en la calle ya no cree en los discursos, ya no cree en las cosas abstractas, la ciudadanía está clara que los recursos públicos se han estado desviando y han sido extraídos de los fondos públicos”, externó el funcionario en su discurso de la semana de la Transparencia.
Pero esa pérdida de confianza,  dijo el Fiscal General, es a raíz de los destapes que esa institución ha realizado de casos de exfuncionarios vinculados en casos de presunto enriquecimiento ilícito.
Meléndez aseguró que los efectos del desvío de fondos del erario público a cuentas personales de funcionarios y exfuncionarios estatales han quedado al descubierto con las precarias condiciones en que funcionan algunas escuelas y hospitales del país.
“La ciudadanía ya no cree en aquellos discursos de que las cosas están bien, cuando sus niños están descalzos, cuando sus niños están sin techo en las escuelas, cuando las personas no tienen para comprarle uniformes a sus hijos, esas personas ya no creen en los discursos y en las falacias que muchas veces se dicen”, recalcó Meléndez.
El titular de la Fiscalía también instó a la Corte de Cuentas, al Tribunal de Ética Gubernamental (TEG) y a la misma Secretaría de Transparencia de la Presidencia a que demuestren su “convencimiento de atacar la corrupción”.
Al igual que la embajadora estadounidense, el Fiscal General dijo que la población y la sociedad civil deben jugar un papel determinante para terminar con los actos de corrupción en el país.
Inclusive, ambos dijeron que deben de exigir y de “empujar” a las instituciones estatales como la Fiscalía y la Corte de Cuentas a que realicen su trabajo como es debido y que la misma ciudadanía “debe pasarnos la factura”, es decir, reclamar por no cumplir con lo que la ley les manda.
Fuenter: http://www.elsalvador.com/articulo/nacional/embajadora-dinero-hay-pero-donde-134081