Friday, December 9, 2016

Los repasadores para examenes de ingreso a la Educacion Superior de Cuba son gratuitos y de libre acceso.

Los repasos con vistas a las pruebas de ingreso en las facultades obrero-campesinas de todo el país son una posibilidad de preparación asequible para quienes aspiran a alcanzar la universidad
Varios Autores
8 de Diciembre del 2016 0:35:25 CDT
Cuando su hija comenzó en el preuniversitario, Laura Vega Diez, vecina del municipio habanero del Cerro, como muchas otras madres trazó el futuro escolar de su pupila hacia la universidad. No obstante, en ese camino preparatorio la opción de pagar a un repasador particular era casi imposible para su bolsillo.
Pero a través de una madre en sus mismos zapatos supo de los repasos gratuitos que se imparten en las facultades obrero-campesinas (FOC). Y matriculó a su hija.
«A diferencia de los remediales particulares, que ocurren los fines de semana, estos los dan todas las tardes en la misma facultad. Allí la prepararon muy bien; aprobó los exámenes y el presupuesto familiar no se afectó», asevera.
Historias como la de Laura conoció Juventud Rebelde durante un sondeo de opinión sobre el tema, el cual reveló además el desconocimiento de padres y estudiantes sobre estos repasos estatales sin costo alguno.
Axel Martínez, alumno de primer año de Licenciatura en Historia, en la Universidad de La Habana (UH), fue de los pocos muchachos que afirmó asistir a esos encuentros. «El mismo profesor del pre impartía las clases. A mí me fue bien, otros eligieron repasadores que cobran diez pesos por sesión, aunque me han dicho que en La Habana cuestan 2 CUC», refiere Axel.
En cambio, por la alternativa particular optó Chabely Martell Caballero, alumna de Licenciatura en Historia de la UH. «A pesar de haber recibido buenas clases en mi preuniversitario, en la asignatura de Matemática tenía dificultades y no vacilé en buscar un repasador; un profesor jubilado que cobraba diez pesos en moneda nacional por cada sesión, una vez a la semana», especifica.
Sin consolidaciones es imposible obtener buenos resultados en las pruebas de ingreso, pero el camino hacia ello muchas veces sale del aula y conduce a opciones extraescolares, ya sea por desconocimiento de la oferta estatal o desconfianza de la calidad.
¿Está de moda el repaso particular?
Muchachos que cursan el primer año de diversas carreras en la UH contaron a JR cómo fue su preparación para las pruebas de ingreso; y entre afirmaciones que defienden un aprendizaje sólido en los centros educativos o la ayuda de profesores ya jubilados que no cobran, la elección de pagar por clases particulares, para muchos, significa «estar a la moda».
«Cada sesión me costaba 25 pesos en moneda nacional o 1 CUC, pero no falté a ninguna, aunque la preparación en mi Ipvce Vladimir Ilich Lenin, de La Habana, fue excelente», asevera Rafael Águila Valdés, alumno de Ciencias de la Computación.
Sin embargo, no todos defienden el criterio de acudir a esos repasos. Manuel Fernández, estudiante de Ciencias de la Computación, asegura que es mucho más confiable estudiar por los libros de texto, las teleclases y atender al profesor de la escuela.
También fue esa la experiencia de Olga María Mesa Placer, estudiante de Licenciatura en Historia, quien afirma que no pagó por clases de ese tipo, pues en su pre Ignacio Agramonte, del municipio mayabequense de Nueva Paz, la prepararon e hicieron sentir segura para enfrentar las pruebas.
De acuerdo con las capacidades intelectuales de cada cual, los alumnos deciden tomar o no lecciones fuera de la escuela. En esa idea concordaron muchos. Sin embargo, ante las alternativas de buscar apoyo en lecciones pagadas, impartidas por profesores jubilados que no cobran o las sesiones de la escuela, la mayoría no hace uso de la opción que se brinda en las FOC.

Camino a tener en cuenta
Un sondeo realizado en Pinar del Río y Sancti Spíritus arrojó que los repasos en las FOC tienen calidad, pero no son aprovechados plenamente por quienes necesitan prepararse para las pruebas de ingreso.
En la FOC Félix Varela Morales, la única existente en el municipio espirituano con esa modalidad de estudio, «las clases son muy buenas. Matemática, para mí, es la de mayor complejidad, y el profesor ha logrado que comprenda los ejercicios», dice la joven yayabera Laura Bayón Echemendía.
Virgilio Rodríguez Rodríguez, director de la FOC espirituana desde hace 26 años, reconoce la utilidad de ese tipo de curso. «Priorizamos a los profesores de mayor experiencia. Contamos con libros y programas actualizados para la preparación, y el alumno puede cursar solo la asignatura que desee», explica.
A pesar de esos beneficios, el docente refiere que, hasta lo que va de semestre, no se ha evidenciado un gran número de personas interesadas. «Tanto maestros del centro como alumnos lo hemos divulgado, pero hoy no llegamos a los 20 estudiantes. Quizá tenga relación con que el pasado curso muchos decidieron irse al conocer que podían ingresar a algunas carreras sin hacer pruebas de ingreso», acotó Rodríguez.
En Pinar del Río también es pequeña la matrícula de los jóvenes en los repasos de las FOC, oportunidad que el Ministerio de Educación ha dispuesto para garantizar que los estudiantes lleguen a las pruebas con la mayor preparación académica posible.
Para ahondar en esta situación, JR indagó en algunas de las 24 FOC que en la provincia más occidental tienen sus puertas abiertas para quienes aspiran a la universidad.
Sergio González Pando, jefe de Departamento de Educación de Adultos de la Dirección Provincial de Educación, explicó que en años anteriores ha sido mayor la matrícula, pero ahora, sobre todo, asisten egresados de la misma FOC y estudiantes de preuniversitarios, mientras constituyen una prioridad los alumnos procedentes de la Orden 18. «El curso pasado, de 221 alumnos que se presentaron aprobaron los tres exámenes 213», precisó González Pando.
La estrategia de repasos diseñada por el Ministerio de Educación permite tener frente al aula a maestros de sobrada valía sin lastimar el bolsillo de la familia, opción que no deben desperdiciar quienes aspiran a subir la escalinata universitaria en busca de un título.
Esfuerzo se traduce en éxito
El triunfo del alumno en las pruebas de ingreso depende, sobre todo, de su voluntad, esfuerzo y dedicación, expresó en entrevista exclusiva para JR la Doctora Maura Tomasén León, directora nacional de Educación de Adultos.
—Hay también estudiantes de preuniversitario que matriculan los cursos en las FOC...
—No pedimos ningún requisito; solo el carné de identidad para formular la matrícula. En cada municipio del país hay una FOC, y a estas pueden dirigirse quienes deseen repasar para los exámenes de ingreso, o también buscar información en las direcciones municipales o provinciales de Educación. En estos repasos se imparten Matemática, Español e Historia de Cuba de lunes a jueves, de 5:30 p.m. a 8:00 p.m.
—Existen familias que prefieren pagar por repasos particulares...
—Muchas veces los padres utilizan esa alternativa y es por desconocimiento de que esto existe, pues personalmente lo he constatado.
«Creo que nuestra misión es divulgar más esta vía que ofrece la actualización y experiencia de los profesores. Desde 2009 funcionan estos repasos y desde entonces los resultados han ido en ascenso».
—¿Quiénes imparten las clases?
—Profesores contratados, muchos de ellos de los mismos preuniversitarios. Los docentes de la Educación de Adultos tienen un sistema de preparación sistemática, mensual, y los acompaña un folleto de cada asignatura.
Fuente: http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2016-12-08/una-opcion-poco-aprovechada/