Saturday, November 5, 2016

24 horas en la vida de un cirujano plastico en Cuba.

Yusmary Romero Cruz yusmary26688@gmail.com
Más de tres décadas colmadas de disímiles experiencias han hecho de Luis Enrique Ramos un profesional avezado, en una materia a la que no muchos han decidido consagrar sus días. Cuidar de la imagen resulta esencial, no le cabe duda, más aun cuando atañe a nuestra salud.
Con su incorporación al Hospital General Docente Comandante Pinares, en San Cristóbal, el 2 de enero de 1985, la institución inició su andar en la cirugía plástica.
Este es el único centro en la provincia donde se realiza tal proceder por la referida especialidad. Actualmente, emprenden la de mamas, abdomen, párpados, cara y muslos; “las tres primeras son las más frecuentes”, a decir del cirujano plástico.
“La de abdomen es muy bonita y más fácil. En cambio, la de mamas es la más complicada, pues precisa llevarla a la simetría; sin embargo, predomina”.
En el caso de esta última, las causas que originan la operación pueden ser porque “ocasionan desviación en la columna, una mama crece más que la otra, o es preciso hacer una reconstrucción a raíz de una enfermedad traumática (accidente) u oncológica”.
Priorizan las operaciones por indicación médica y, además, emprenden algunas por cuestiones estéticas.
Durante nuestra visita conocimos a la artemiseña Edisleydi Díaz, de 31 años, quien había sido intervenida y ya se encontraba en la sala de cirugía general.
“En septiembre del pasado año empecé a acudir a la consulta. Tuve que bajar de peso: de 80 kilogramos llegué a 70”, afirma la joven, quien padecía una hipertrofia mamaria moderada, lo cual le provocaba dolor en la columna.
Según el doctor, en la consulta externa de cirugía ve a los pacientes, valora su patología, y planifica la operación cuando están óptimos para realizarla. Siempre explica los inconvenientes, e ingresan desde el día anterior.
“Los pacientes mayores de 45 años tienen que ser valorados por un especialista en Medicina Interna y, si presentan una patología asociada, por el especialista indicado”.
Luis Enrique —el único cirujano plástico del centro— realiza como promedio ocho operaciones de este tipo en el mes (generalmente dos casos cada jueves), pues hay muchas especialidades quirúrgicas en el hospital. En 2015 realizaron 77, y este año ya superan las 60.
Sobre la garantía del relevo cuenta que hay un cirujano en formación, aún en primer año de la especialidad.
Las bases del camino ya están sentadas. Resta seguir consolidando pasos… y sumar a otros a esta cirugía tan peculiar, quienes seguro compartirán la pasión de Luis Enrique.
Fuente: https://artemisadiario.cu/noticias/pasion-luis-enrique