Wednesday, November 9, 2016

La "Energia Piramidal" de Egipto en Cuba y su funcion antioxidante: ? Ciencia o seudociencia ?


DE DONDE PARTE LA IDEA DE LA 'ENERGIA PIRAMIDAL"                 
"...los efectos biológicos que tienen lugar bajo las pirámides (de Egipto) fueron descritos en 1930 por el científico francés Antoine Bovis, quien después de visitar la Gran Pirámide de Keops, pudo observar que en la Cámara del Rey, y a pesar de la humedad reinante en el lugar, los cadáveres de los animales muertos no se descomponían y se mantenían momificados.
Según los entendidos “en cada sistema del cuerpo físico donde existen órganos formados por células, estas serán las encargadas de tomar en primera instancia la energía vital para su existencia y perpetuar el funcionamiento del órgano- sistema al cual pertenecen. Ese mecanismo de fortalecimiento energético de la célula ocurre gracias a la propiedad de la energía piramidal para ralentizar el del proceso de precipitación coloidal del citoplasma de las células, que no es más que el proceso de envejecimiento celular; es decir tiene una función antioxidante”.
¿¡Tarjetas de energía piramidal!?… Ella advirtió mi mirada incrédula. Cuando al indagar por su salud mi amiga me respondió: “han disminuido mucho mis dolores desde que me puse las tarjetas de energía”. – ¡¿Qué…?! Me esforcé por disimular, pero notó mi desconcierto: “ni estoy chiflada ni soy un androide”. Se sacó de entre la ropa y la columna un fragmento plateado, “estas tarjeticas las ponen en ‘Medicina Deportiva’”.
El recinto está lleno de péndulos, mapas energéticos del cuerpo, imanes, dispositivos de madera para masajes, tabacos terapéuticos, y una confortable camilla.
¿Dónde es la consulta del médico que pone las tarjeticas?, había sido mi pregunta casi en susurro, cuando fui al Centro de Medicina del Deporte, del INDER en Cienfuegos.
Guillermo Martínez Brito tiene la parsimonia de un psicólogo —porque lo es—, y esa paciencia asiática que tal vez adquirió hace más de una década, cuando alcanzó el segundo grado en la especialidad de Medicina natural y tradicional.
“En el 2005 se estableció el servicio de Medicina bioenergética aquí y empecé a trabajar con digitopuntura, cromoterapia, sujok (técnica coreana basada en puntos de energía en manos y los pies), homeopatía, biomagnetismo médico, terapia floral… y energía piramidal”.
“Existen materiales que por sus características son capaces de retener y luego ceder la energía piramidal, explica Guillermo; dentro de estos se encuentran el aluminio, el oro, cristales naturales y piedras, entre otros. Colocando uno de estos materiales en el interior de la pirámide se logra que se carguen con una energía que ceden con la misma intensidad con la que la adquirieron. Se trata de un el efecto similar al de un acumulador o batería.
“Funcionan como trampas de neutrinos, (diminutas partículas de energía dispersas en el universo, que se mueven casi a la velocidad de la luz y no interaccionan con casi nada en el universo), los cuales nos traspasan sin ningún efecto, pero que al ser atrapadas en una pirámide orientada en el eje norte-sur, concentran una energía de 34 mil Ángstrom* (A).
“Por su diseño, las tarjetas posibilitan la exposición continua de la región anatómica afectada a un campo energético por periodos extremadamente largos, lo cual influye a favor de la rápida evolución y el proceso de curación.
La más reciente creación del experto matancero es un dispositivo también compacto, conocido por ‘el láser’, para disponer de un flujo continuo y concentrado de energía piramidal de alta potencia”.
Aunque es considerado por autoridades de Salud como una pseudociencia, el empleo de la energía piramidal ha demostrado sus efectos en dolencias como el asma, la hipertensión y todo tipo de afecciones del SOMA (Síndrome opsoclono-mioclono-ataxia). Además, tiene acciones analgésicas, bacteriostáticas, miorrelajantes, sedantes, antiinflamatorias y otras, para combatir padecimientos como la depresión, la ansiedad, escabiosis, herpes simples, úlceras duodenales, el cansancio, migrañas, cervicitis, gastritis, artrosis… y recién iniciaron su aplicación para perder peso.
(*) Unidad empleada principalmente para expresar longitudes de onda, distancias moleculares y atómicas. Se representa por la letra sueca Å. Y es equivalente a la diezmilmillonésima parte del metro.
Fuente (ver el articulo completo):
http://www.5septiembre.cu/de-los-egipcios-a-medicina-deportiva-en-cienfuegos/